Ver fotos

 

Artá

 

Artà da nombre a la península más oriental de Mallorca, está orientada hacía las costas menorquinas de Ciutadella y limitada por montañas no muy altas donde crecen pinos, encinas, almendros... su paisaje es de lo más variado pues en él encontramos dunas, acantilados, campos de cultivo, bosques y páramos.

El hombre pobló desde edad temprana estas tierras, como lo demuestran los yacimientos talayóticos. Y los árabes fortificaron su capital levantada en el puig de Sant Salvador, donde se conserva la hermosa iglesia de San Salvador del siglo XVII.

Una peculiaridad de este pueblo es su trabajo artesanal del palmito (tradición artesana que data de la Mallorca Islámica) con el que se hacen cestos, esterillas y sombreros que tienen gran aceptación entre sus visitantes.